Muffins, magdalenas y cupcakes

Seguro que si habéis utilizado alguna vez la palabra “muffin” o “cupcake” algun listillo de turno os ha dicho algo de este estilo:

“No entiendo por qué usas esas palabras inglesas en vez de decir magdalena porque el lenguaje español es muy rico y bla bla bla”

(no sé si se nota que me repatea horriblemente la gente que utiliza este argumento tan increíblemente estúpido de la “riqueza” y la “completitud” del lenguaje. Es como que les hace sentirse más cultos y más importantes. Brrrr).

Aquí me gustaría explicaros por qué esta gente no tiene razón, ya que magdalenas, muffins y cupcakes son tres conceptos similares, pero diferentes. Como rosquillas, dónuts y bagels.

¿Qué tienen en común?

Básicamente: los ingredientes.

La lista de ingredientes de los tres tipos de pastelitos es la misma: huevos, azúcar, harina, grasa (aceite, mantequilla, manteca), levadura y lácteos (leche, yogur, nata). Lo que los diferencia es la forma en la que se mezclan entre sí, y la forma en la que se preparan.

¿Qué es una magdalena?

Las magdalenas (del francés madeleine, en honor a una criada que las cocinó para la realeza) provienen originalmente de la región de Lorena en Francia, aunque poco se parecen al pastelito original. Tenían forma de concha, y con el tiempo se empezaron a elaborar en las mismas envolturas de papel que se usaban para muffins y cupcakes.

Las magdalenas llevan mucho más azúcar que los muffins, y más huevos que muffins y cupcakes. La masa de las magdalenas se mezcla por completo hasta formar una pasta completamente homogénea. Esta homogeneidad hace que la levadura actúe por igual en todo el volumen, inflando la masa y haciendo el bizcocho muy esponjoso y lleno de burbujas de aire. Por último, la receta de las magdalenas es poco variada, suelen hacerse con sabor a limón, un poco de canela, y punto.

¡Ah! Y las abuelas españolas hacen magdalenas. No les hables de “mafins” ni “capqueiks” ni hostias que eso no es lo suyo.

¿Qué es un muffin?


Al igual que las magdalenas, el muffin que conocemos en la actualidad es distinto al original. La palabra proviene del inglés moofin, que a su vez proviene del francés moufflet (pan suave) o del alemán muffe (pastelito). Los muffins tradicionales ingleses son como las tostadas españolas, para desayunar, sólo que blandurrios en vez de crujientes.

El muffin que conocemos hoy en día es estadounidense, y surgió en USA como una adaptación del pan inglés. La masa lleva menos azúcar que las magdalenas, y menos huevos. La humedad a la mezcla se la aportan los diferentes ingredientes que se le añadan, ya que los muffins suelen prepararse de una multitud de sabores: con frutas de todo tipo, chocolates, o incluso ingredientes salados. La forma de mezclar los ingredientes sólidos y líquidos es también diferente: la mezcla debe quedar heterogénea, ligándola lo menos posible. De este modo al hornearla se infla menos y para que se inflen bien, los ayudaremos con yogur y bicarbonato. La esponjosidad dependerá muchísimo de la humedad de la masa (¡y nunca jamás se usa batidora!).

Los muffins suelen llevar una decoración mínima, y se hace hincapié en no usar demasiado azúcar o grasa en la misma. Generalmente, los muffins son algo más sanos que las magdalenas y los cupcakes.

Los muffins de Starbucks están hechos de otra manera. Sus métodos incluyen mezclar cartón viejo y astillas de madera para aportarles esa incomparable textura de alpargata usada.

¿Qué es un cupcake?

Los cupcakes son genuinamente americanos, y se consideran como representativos del espíritu “retro” de los años 50 en Estados Unidos. Como su propio nombre indica, son tartas para una sola persona.

La base que se utiliza es la misma que en las tartas, echándose mucho más azúcar que en magdalenas o muffins, así como mantequilla en vez de aceite. Y, sobre todo, mucha menos cantidad de masa por cápsula. En un cupcake bien preparado la masa no debe sobresalir del envoltorio de papel rizado, o sobresalir muy poquito, al contrario que los muffins, que se espera que rebose dándoles forma de seta. Aparte de la masa base, los cupcakes son los más decorados de los tres pastelitos, convirtiéndose en auténticas obras de arte. Es tradicional verter con manga pastelera un buen sombrero de buttercream (crema de mantequilla) o una mezcla de queso Philadelphia y azúcar, así como adornos de todo tipo y remates. Aunque estas decoraciones, mucho más artísticas que las de los muffins, son muy atractivas, son también una bomba de calorías, grasas y azúcares, lo que los hace mucho menos sanos.

Etiquetas:

Subscripción RSS

Subscríbete para recibir todas las novedades de nuestra web.

13 respuestas a “Muffins, magdalenas y cupcakes”

  1. octubre 5, 2011 at 7:20 am #

    ¡Voilà, Juan, qué bien explicadito! ¡Mooooola! Qué bien me va a venir este para el curso del sábado!!!
    ¡¡Besotes!!

  2. http://lepetitmondedegiselle.blogspot.com/
    octubre 5, 2011 at 1:35 pm #

    Enhorabuena por tu recién estrenado blog que promete sorprendernos mucho!
    Fantástico este post que me viene de perlas para responder a los que todavía me siguen diciendo que mis cupcakes son magdalenas decoradas!
    Saludos desde valencia, Gisela.

  3. octubre 5, 2011 at 9:10 pm #

    ole!!!! genial esta explicación!! ya era hora de que alguien lo expusiera tan detallado! un beso

  4. Arantxa
    octubre 9, 2011 at 2:16 pm #

    Qué buena explicación, ya por fin me enteré de la diferencia. Ahora sólo me falta probar tus muffins. ¿ Cuando hacemos otra quedada?. Besos!

  5. Mercedes
    noviembre 3, 2011 at 9:36 am #

    Me encanta, gracias por la explicación. Hace poco estuve con un amigo en Cream Bakery, nos encantó el sitio y los cupcakes, y allí preguntamos la diferencia pero no supieron explicarnosla con tanta claridad. Fue allí donde nos hablaron de la muffineria… vas a abrir o has abierto ya un local??
    Un saludo, Mercedes

    • Sarg Bjornson
      noviembre 3, 2011 at 1:43 pm #

      La idea es abrir un local, antes o después, sí :) Aunque aún tenemos que ver cómo, cuándo y dónde jejeje

  6. Hija de panadera
    diciembre 17, 2011 at 10:00 pm #

    Hola!
    Estupenda tu explicación, pero sólo quería puntualizar que la imagen que has utilizado para las magdalenas es, no incorrecta, pero sí inexacta. Esa foto creo que es de mojicones, no de magdalenas ya que tiene azúcar por encima y las magdalenas no suelen tener esa capa.

    • Sarg Bjornson
      diciembre 21, 2011 at 9:29 am #

      Toda la razón tienes! Hay que ver la cantidad de postres prácticamente idénticos que hay en repostería… La he cambiado por una de la wiki que además se ve claramente que son magdalenas :)

      Merci!

  7. enero 3, 2012 at 9:06 pm #

    fantástica explicación… si el que no sabe, es porque no lee. Gracias por enseñarnos

  8. Rosa Martínez
    marzo 2, 2012 at 10:19 pm #

    Cuata razón tienes al decir que la gente es cerrada y replican sobre algo que no saben, “magdalena de toda la vida, no se que modas coge la gente para cambiar de nombre, estamos en España coño, no tenemos nada que ver con el inglés” gracias por la explicación, ahora ya sé como explicar la diferencia entre cupcake y magdalena, perdona la expresión pero es asi como me replica la gente cuando digo que es un cupcake y no una “magdalena decorada”, será que vivo en un pueblo donde la mayoría de la población es de la tercera edad? quiza… saludos y desde hoy me hago seguidora de tu blog

  9. mayo 12, 2012 at 6:11 pm #

    GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS!
    Me vuelvo loca intentando explicarle a la gente que hay diferencia entre una y otra:) Apartir de ahora los redirigiré a aquí.
    besoss

  10. junio 12, 2012 at 3:22 pm #

    ¡Hola!
    Me encanta cómo explicas todo, las recetas que pones… tienes un humor genial :D , muy divertido.
    Yo soy más de tartas, pero después de haberte leído estaré encantada de probar tus recetas. ¡Ya te contaré!.

Trackbacks/Pingbacks

  1. MUFFINS | Compartimos un brunch? - mayo 31, 2013

    [...] casi lo más importante: nos despejaron la duda sobre las diferencias entre muffins, cupcakes y magdalenas (que en contra de lo que mucha gente piensa, no son lo [...]

Deja un comentario

Connect with Facebook

 

La Muffinería en Facebook

¡No puedes perderte el blog de...

¡Dinos algo!

Si quieres comentarnos cualquier cosa puedes escribirnos a info@lamuffineria.com o puedes entrar en nuestra página de Facebook

Todo el contenido de la web está bajo licencia: